¿HASTA CUÁNDO SEGUIMOS CON EL EXPOLIO DE AFRICA?

El 25 de Mayo celebramos el Día de Africa. Efeméride a celebrar entre luces y sombras. Este continente, que alberga a más de mil millones de personas, sigue sufriendo la opresión por parte de unos países “en crisis financiera” que pretenden que olvidemos a los que vienen sufriendo una crisis permanente.

Un año más, las organizaciones que conformamos el Grupo Pro Africa nos unimos a las celebraciones que se desarrollen en torno a este día, en el que habrá momentos para mostrar la riqueza sociocultural de este continente, así como para denunciar los abusos a los que se le somete.

Este año queremos incidir en el expolio sistemático de los recursos naturales de Africa a través de su caso más paradigmático: el Congo. Los conflictos recientes habidos en la región de los Kivus en la R.D. Congo vuelven a poner de manifiesto que el expolio de los recursos naturales de Africa, que comenzó con la época colonial, continúa vigente con nuevas formas de neo-colonialismo.

¿Qué pasa en la R.D. Congo? Abramos los ojos:

La zona este de la República Democrática del Congo (RDC) es de una belleza natural exuberante. Sin embargo, sus montañas, bosques y volcanes esconden otro atractivo menos agradable para la vista pero más útil para el bolsillo: una riqueza mineral extraordinaria. En las numerosas minas esparcidas por la región de los Kivus, hombres, mujeres y niños, excavan con sus manos o con herramientas muy básicas, durante larguísimas jornadas, en ocasiones 300 metros bajo tierra con apenas seguridad. Por esto suelen cobrar algo menos de un dólar al día.

Buscan minerales con nombres exóticos, pero de una realidad muy cercana: el famoso coltán, la casiterita y la wolframita, necesarios para la producción de casi cualquier aparato electrónico moderno.

Para los habitantes de la región, esta riqueza mineral ha demostrado ser una maldición para la que parece no haber cura. Varios grupos armados congoleños, ruandeses y ugandeses siguen presentes en los Kivus tras la guerra que asoló la RDC entre 1998 y 2003 y que provocó la muerte de unos 4,5 millones de personas.

Estos grupos obligan a las poblaciones locales a trabajos forzados en minas bajo su control, extorsionan a los mineros mediante impuestos ilegales o directamente se quedan con parte de los minerales que éstos encuentran. El propio ejército congoleño, corrupto y mal pagado, participa de estas actividades. Los que proceden de estas minas son los llamados minerales de conflicto o de sangre.

Los minerales de los Kivus salen de la RDC a través de los comptoirs (mostradores, en francés) de Goma y Bukavu. Los comptoirs son empresas registradas legalmente que compran los minerales a las minas o a intermediarios y los exportan a empresas internacionales, que los funden y refinan y los dejan listos para su uso industrial.

Es imprescindible preguntarse si el desarrollo del comercio del coltán y de otros minerales de la RDC responde particularmente a las necesidades humanas y socioeconómicas de esta población.

La extracción de minerales ha sido y es fuente de autofinanciación del conflicto. Casi la totalidad de los principales grupos armados implicados, así como los soldados de la armada congoleña han hecho o hacen comercio con estos minerales de forma ilegal desde hace años, bajo toda impunidad.

A nivel económico, se producen diversos fenómenos, como la concentración de las riquezas en pocas manos, la pérdida de la agricultura de autosubsistencia, la no generación de ocupación estable a gran escala, el deterioro de la calidad de vida y el empobrecimiento de las comunidades, y la explotación intensiva de los recursos naturales.

El impacto social se produce a través de la construcción de infraestructuras necesarias para la explotación y la evacuación de los recursos, pero no hay ninguna inversión a favor de las comunidades locales. También está el desplazamiento de la población congoleña hacia las zonas mineras.

Los impactos medioambientales también son graves: contaminación de los recursos como el agua o la tierra, deforestación, amenazas a especies en peligro de extinción. También, hay explotaciones mineras dentro de parques naturales que ponen en peligro el mismo ecosistema.

A nivel social, se han producido desplazamientos de la población a las regiones mineras, donde se denuncia la falta de seguridad de los mineros que provoca decenas de accidentes mortales, así como diferentes formas de violaciones de los DDHH y el trabajo infantil, como también el impacto en la salud de los trabajadores.

Una vez abiertos los ojos ¿vamos a mirar para otro lado?

Las 20 organizaciones que conformamos el Grupo Pro Africa reafirmamos nuestro compromiso con un desarrollo que asegure el acceso a los Derechos Humanos a todas las personas y en especial a quienes hoy por hoy siguen sin tenerlos.

 

*Lista de las asociaciones del GPA

  • Alboan
  • Asamblea de Cooperación por la Paz en Euskadi
  • Asociación Africanista Manuel Iradier
  • Cáritas Diocesana de Bilbao
  • Comité de Solidaridad con África Negra de Bizkaia
  • Derandein Fundazioa
  • Euskal Kultur Kimbanguiste Elkartea
  • FISC-Fundación Internacional de Solidaridad de Compañía de María
  • FISC-Cooperación y Desarrollo
  • Fundación Africana para la Medicina y la Investigación (AMREF)
  • Foro Rural Mundial-Munduko Landagunea
  • Fundeso Euskadi
  • Haurralde Fundazioa
  • Jóvenes y Desarrollo
  • Medicus Mundi Araba
  • Misiones Diocesanas Vascas
  • Mundukide Fundazioa
  • Nazioarteko Elkartasuna-Solidaridad Internacional
  • Proclade Yanapay
  • Serso Euskal Herria

Además, suman su compromiso las siguientes organizaciones:

–          ÁFRICA IMPRESCINDIBLE (Navarra)

–          FLOR DE ÁFRICA

Para más información contactar con Fundación Internacional de Solidaridad Compañía de María (FISC)

Contacto: M Luz Sarabia (área de EpD)

Teléfono: 628 073 010

Anuncios

Acerca de grupoproafrica

El “Grupo pro África” nace el 4 de octubre de 2005 en un encuentro convocado por el Foro Rural Mundial-World Rural Forum en la Granja Modelo de Arkaute (Álava). Se reunieron ocho ONGD, que trabajan en África, para compartir experiencias e impresiones sobre su cooperación al desarrollo en el continente africano. En febrero del año 2017 somos 18 las ONGD las que formamos parte del Grupo.
Esta entrada fue publicada en Articulo de interés y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s