Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Sexual en los Conflictos

 

En Junio de 2015, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 19 de junio como “Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Sexual en los Conflictos” (VSC), con el objetivo de concienciar sobre la necesidad de ponerle fin, honrar a las víctimas y las/os supervivientes, y rendir homenaje a quienes han dedicado su existencia a la lucha para erradicar estos delitos y han perdido la vida en ello. La fecha fue elegida para conmemorar la adopción de la resolución 1820 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el 19 de junio de 2008, que fue la primera disposición en la que se reconoció la violencia sexual como táctica de guerra y se identificó a ésta como un impedimento para la consolidación de la paz[1].

En diciembre de 2010 la resolución 1960, entre otras cosas, estableció la definición de “VSC” como incidentes o pautas tales como la violación, la esclavitud sexual, la prostitución, embarazos y esterilización forzados o cualquier otra forma de violencia sexual de gravedad comparable que se cometa contra las mujeres, los hombres o los niños, en situaciones de conflicto o posteriores a estos, o en otras situaciones motivo de preocupación (por ejemplo, durante un enfrentamiento político), y que guardan una relación directa o indirecta con el propio conflicto o enfrentamiento político (una relación temporal, geográfica o causal)[2]. En este documento también se establecieron unas disposiciones estandarizadas de supervisión, análisis y presentación de informes sobre la VSC[3].

“Stop Rape Now” (stoprapenow.org) es la Iniciativa de las Naciones Unidas contra la VSC, una red de 13 entidades de las Naciones Unidas cuyo objeto es poner fin a dicha lacra[4], 3.

La violencia sexual es considerada como arma de guerra en el momento en que los autores van más allá de lo que es el acto de la violencia por placer sexual y buscan otro objetivo mucho más destructivo: es una manera de imponer la autoridad, humillar, aterrorizar, reducir, aniquilar y vencer a toda una comunidad, etnia o pueblo.

La VSC se ceba especialmente con mujeres y niñas. En palabras de la periodista y activista congoleña Caddy Adzuba[i] -Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2014-, “el cuerpo de la mujer se ha convertido en un campo de batalla, es un arma de destrucción masiva”.

Así, en ocasiones, los perpetradores de VSC, por una parte destruyen la capacidad de engendrar una nueva vida (introducen objetos en la vagina de la mujer con el fin de destruir su aparato genital, para dejarlas vivas pero estériles) y la psicología de la víctima. Y por otro lado, humillan a la etnia o grupo cultural al que están enfrentados ya sea por asegurarse la imposibilidad de su perpetuidad (al dejar estériles a sus mujeres), o por efecto contrario, con la imposición de embarazos no deseados en el caso de que no se haya producido la destrucción total de la vagina. La violación es usada como arma para aterrorizar y desmoralizar a la población o a las comunidades sospechosas de grupos rivales. También es percibida como una “retribución suplementaria” por los grupos armados. Se dan violaciones colectivas y muchas mujeres han sido abusadas varias veces. Estas aberraciones son a veces cometidas en público en presencia de familiares cercanos, incluidos/as niños/as, e incluso obligando igualmente a hacer partícipes del acto a los hombres de la familia; el negarse a ello conlleva tortura y ejecución. Algunas mujeres son secuestradas y retenidas para servir de esclavas sexuales.

El estigma y el silencio son partes integrales y aliadas de la lógica de la VSC, con graves consecuencias psicológicas, sociales y médicas para las supervivientes y también para la comunidad en su conjunto[5]. Las víctimas tienen pocas posibilidades de conseguir justicia o reparación por aquello que han sufrido, debido a la impunidad generalizada, la corrupción y al disfuncionamiento del sistema judicial de los países donde ocurren estos hechos.

La violencia sexual ha sido documentada a lo largo de la historia en un gran número de enfrentamientos armados y de localizaciones geográficas. En lo que a África subsahariana se refiere, en las dos últimas décadas y con Ruanda como caso más conocido y clave en el reconocimiento global de este fenómeno, la violencia sexual ha estado presente también en gran parte de contiendas como las de Burundi, Chad, Costa de Marfil, República Centroafricana (RCA), República Democrática del Congo (RDC), República del Congo, Etiopía, Liberia, Malí, Nigeria, Sierra Leona, Somalia, Sudán, Sudán del Sur y Uganda5. El de la RDC es un caso especialmente representativo, donde un promedio de 48 mujeres y niñas son violadas cada hora (alrededor de 1.152 cada día), y en la región de Kivu Norte -escenario de múltiples combates- aproximadamente 67 de cada 1.000 mujeres han sido violadas “al menos” una vez[6].

Desde el GPA nos sumamos a la denuncia de estas prácticas y a la exigencia de su fin. Instamos a la comunidad internacional para que haga efectivos los mecanismos de documentación e investigación de los casos de VSC, y de encausamiento, juicio y castigo para sus responsables.

mapa 1Fuentes: https://elordenmundial.com/2016/02/03/la-violencia-sexual-un-problema-de-guerra-y-paz/; https://www.huffingtonpost.com/2013/03/26/sexual-violence-in-conflict-index-2013_n_2956085.html?guccounter=1

mapa 2

 

Fuentes: https://elordenmundial.com/2016/02/03/la-violencia-sexual-un-problema-de-guerra-y-paz/; http://www.acleddata.com/wp-content/uploads/2015/03/ACLED-Conflict-Trends-Report-No.35-March-2015.pdf

 

[1] http://www.un.org/es/events/elimination-of-sexual-violence-in-conflict/index.shtml

[2] http://www.un.org/es/events/elimination-of-sexual-violence-in-conflict/background.shtml

[3] http://www.endvawnow.org/es/articles/1489-la-violencia-sexual-en-los-conflictos.html

[4] http://www.stoprapenow.org/

[5] http://campusiecah.org/www/F/WEB/Documento20_PaulaLuzuriaga.pdf

[6] http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3093289/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s