Acceso al agua potable y saneamiento: una asignatura pendiente para África

El Programa 21, también conocido como Agenda 21, aprobado en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de Rio de Janeiro en 1992, contempla en un amplio capítulo 18 “la protección de la calidad y el suministro de los recursos de agua dulce y la aplicación de criterios integrados parra el aprovechamiento, ordenación y uso de los recursos de agua”. Al hilo de estas recomendaciones y programas, el 22 de diciembre de 1992, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió declarar el 22 de marzo, como Día Mundial del Agua y celebrarlo cada año, invitando a los Estados a que promuevan acciones de sensibilización a nivel local, nacional, regional e internacional. En el 2018 se cumple el 25 aniversario del primer Día Mundial del Agua y desde entonces se ha celebrado este Día centrado en un tema particular de su problemática, estando este año puesto el foco en la reutilización de las aguas residuales.

La importancia que tiene el acceso al agua para conseguir un desarrollo sostenible es difícilmente exagerable. Por este motivo, El 28 de julio de 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció explícitamente el “derecho humano al agua y al saneamiento”, reafirmando que un agua potable limpia y el saneamiento son esenciales para la realización de todos los derechos humanos. En esta línea, la Agenda 2030 aprobada por las Naciones Unidas en septiembre de 2015 se compromete en el número 6 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) a: “Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible, y el saneamiento para todos”.

en 18 paises de Africa

Sigue leyendo

Anuncios

Edateko ura eta saneamendua eskuragarri izatea: konpondu gabeko arazoa Afrikan

Ingurumen eta Garapenari buruzko Nazio Batuen Konferentziak 1992an Rio de Janeiron onartutako Agenda 21 programak honako hau  jasotzen du 18. kapitulu luzean: “edateko uraren kalitatea eta hornidura babestea eta ur-baliabideak aprobetxatu, antolatu eta erabiltzeko  irizpide bateratuak aplikatzea”. Gomendio eta programa horien ildotik, 1992ko abenduaren 22an, Nazio Batuen Batzar Nagusiak martxoaren 22a Uraren Munduko Egun izendatzeko eta urtero ospatzeko erabakia hartu zuen. Hortaz, tokian tokiko, nazioko eta nazioarteko mailan sentsibilizatzeko ekintzak sustatzera gonbidatu zituen estatuak. 2018. urtean, 25 urte beteko dira Uraren Munduko lehen Eguna ospatu zenetik. Harrez geroztik, Egun bakoitzak uraren problematikari lotutako gai zehatz bat izan du ardatz, eta, aurten, hondakin-uren berrerabilera izan da.

Motz geratuko gara beti uraren eskuragarritasunak garapen jasangarria lortzeko duen garrantzia azpimarratzean. Horregatik, 2010eko uztailaren 28an, Nazio Batuen Batzar Nagusiak esplizituki aitortu zuen “ura eta saneamendua eskuragarri edukitzeko giza eskubidea”, eta edateko ur garbia eta saneamendua giza eskubide guztiak gauzatzeko funtsezkoak direla berretsi zuen. Ildo horretan, Nazio Batuek 2015eko irailean onartutako Agenda 2030 programan, honako konpromiso hau hartu zen Garapen Jasangarriaren 6. Helburuari dagokionez: “uraren eskuragarritasuna eta kudeaketa jasangarria eta guztion saneamendua bermatzea”.

en 18 paises de Africa

Sigue leyendo

Día internacional del Agua: AGUA, LA SED DE ÁFRICA

Este Día Mundial del Agua es sin duda una fecha muy adecuada para reflexionar sobre la sed de un continente, África, donde más de 300 millones de personas no tienen acceso al agua potable, y donde se encuentran 35 de los 55 países del mundo que no disponen de un mínimo de 50 litros por día, cifra establecida por el Organización Mundial de la Salud-OMS.

Tres de cada mil personas, en su mayoría niños y niñas de menos de 5 años, padecen alguna enfermedad relacionada con la mala calidad del agua, entre las que destacan, por su alta mortalidad, la diarrea y otras infecciones.

Sin embargo, el continente africano dispone de abundantes recursos hídricos, tanto en la superficie como en el subsuelo. Importantes ríos como El Nilo, Níger, Congo, Zambeze, Limpopo, y otros muchos vierten sus aguas al mar por falta de sistemas de captación, de canales de regadío, etc. Y lo mismo ocurre con los grandes acuíferos subterráneos.

Sigue leyendo